Resumen

Las economías más potentes comparten el hecho de haber desplazado sus tradicionales economías basadas en el procesamiento industrial de insumos físicos y recursos naturales, hacia economías altamente dependientes de actividades intelectuales que generan innovación y conocimiento. La tecnología educativa tiene un papel fundamental en este proceso porque es capaz de codificar, transmitir y producir información de maneras inéditas en la historia de la humanidad. Sin embargo, incorporar la tecnología en las organizaciones no es suficiente para provocar innovación. Es necesario realizar transformaciones institucionales controladas y sistematizables para fomentar la economía del conocimiento. Este texto presenta una estrategia de innovación educativa capaz de generar capital intangible a partir de la aplicación de una metodología de transversalización de la educación a distancia.

Descarga: “Proceso de diseño de un modelo de educación a distancia como estrategia de innovación educativa para la economía del conocimiento”