Resumen

Está ampliamente aceptada la idea de que actualmente los ámbitos laborales están condicionados por la economía del conocimiento. La característica principal de este tipo de economía radica en el hecho de que genera capital intangible como resultado de actividades intelectuales que se realizan en plataformas digitales, a diferencia de la economía tradicional, que genera riqueza procesando industrialmente insumos físicos obtenidos de la naturaleza.

En otras palabras, las plataformas digitales están produciendo riqueza a partir de conocimientos que desarrollan personas altamente cualificadas en la programación, el desarrollo de sistemas, la gestión de servicios en “la nube”, etcétera. Las personas capaces de de llevar a cabo estas actividades están muy bien cotizadas en el mercado laboral contemporáneo.

Descarga: “La brecha digital de género en la economía del conocimiento”