Resumen

Uno de los principales desafíos de las universidades es formar al alumnado con las competencias profesionales que la economía del conocimiento demanda. Las competencias profesionales son competencias específicas de una disciplina y competencias genéricas, que comprenden la correcta gestión de las relaciones interpersonales, del aprendizaje y de los valores sociales. La literatura especializada ha demostrado que los empleadores perciben una brecha entre las competencias genéricas que el mercado laboral requiere y las que los recién egresados de la universidad poseen al ingresar al campo laboral. Sin embargo, no existe tanta literatura que explique cómo “cierran” estos egresados esa brecha.

Esta investigación, conducida con la metodología de la Teoría Fundamentada, identificó el proceso informal de aprendizaje que los recién egresados de una institución de educación superior de la ciudad de Querétaro, México, realizaron para ingresar y permanecer en el mercado laboral. En términos generales, adquieren las competencias profesionales genéricas a través de un proceso informal de aprendizaje que consta de cuatro fases: 1) ingreso, 2) perma-nencia, 3) compromiso y 4) ascenso. En cada una de esas fases las personas aprendieron ciertas competencias profesionales específicas, pero en todas ellas supieron adquirir las genéricas. Este hallazgo permite sugerir que el diseño de un modelo formal de enseñanza de competencias profesionales genéricas para la educación superior debe poner el acento en los procesos informales de aprendizaje, como la observación, la reflexión, la auto regulación y la imitación, pero bajo un proceso estrechamente ligado a los ambientes laborales.

Descarga: “Cerrando la brecha de las competencias profesionales genéricas. Un estudio de Teoría Fundamentada”